René Bejarano

Moviemiento Nacional Por la Esperanza

 
 

Recientes

 
 
 
 
You are here:: Home
 
 

Asamblea Nacional MNE Haciendo Historia

E-mail Imprimir PDF
                • VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA INTERVENCIÓN DEL PROFESOR RENÉ BEJARANO EN LA ASAMBLEA NACIONAL DEL MOVIMIENTO NACIONAL POR LA ESPERANZA, CELEBRADA EL SÁBADO 7 DE ABRIL EN LA ARENA MÉXICO DE LA CIUDAD DE MÉXICO.

Joomla! Logo


 

Compañeras, compañeros muchas gracias por acudir a esta asamblea nacional de la Nueva Esperanza por el buen vivir en México. Quiero decirles que este lugar tiene una capacidad para 17 mil personas sentadas y que resultó insuficiente para albergar a todas y a todos los líderes de todo el país que acudieron a esta asamblea. Un aplauso para todos y todas ustedes.

 

Una disculpa a las compañeras y compañeros que por razones de protección civil ya no fue posible que ingresaran, pero este evento se está transmitiendo en vivo a través de las redes sociales.

 

Agradezco la presencia de líderes sociales, dirigentes políticos, de muchas y muchos jóvenes, mujeres, regidores, síndicos, autoridades municipales, integrantes de gobierno, estatales y presuntos legisladores, tanto los que ya son diputados federales o senadores como los que van a ser.

 

Agradezco también la presencia y el saludos de muchos amigos nuestros del mundo, particularmente de la hermana República de Cuba, de Bolivia, de Venezuela, de Nicaragua, del país Vasco y de otros países que nos acompañan.

 

¿Por qué estamos haciendo historia?

 

Porque estamos promoviendo la unidad de las fuerzas progresistas y democráticas, enfrentando la viabilidad de la izquierda construyendo una nueva hegemonía, evitando que la derecha absorba a la izquierda con una demagógica propuesta de gobierno de coalición que es más una acotación por cargos que un proyecto político.

 

Explicando que el verdadero cambio del régimen se logrará con el triunfo del cambio verdadero, sumando conciencias y voluntades de diversas clases y sectores sociales, respetando los derechos humanos, las libertades democráticas y la diversidad, promoviendo al Estado laico, garantizando la participación prioritaria de las mujeres como el alma de nuestra fuerza, por que las mujeres son lo mejor que tiene este movimiento y deben estar siempre al frente de todas las más altas responsabilidades; convenciendo organizadamente a millones de persones, repito, convenciendo organizadamente a millones de personas y por eso la orden, la consigna, la orientación es ir conformando la estructura en los 300 distritos electorales para hacerle frente al fraude, a la compra del voto y a la manipulación, conformando la estructura en los 300 distritos desde Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sonora, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Nayarit, Zacatecas y toda la República, porque la organización es la mitad de la victoria y tenemos que ir consolidando esa estructura electoral para lo cual, durante los próximos 80 días, habremos de reunirnos con los equipos de cada uno de los 300 distritos para asegurar que la victoria se haga realidad ¿Contamos con ustedes?

 

Estamos haciendo historia defendiendo a Lula, evitando la injusticia que busca evitar que él sea candidato a la presidencia en Brasil; un abrazo solidario a Lula y al PT de Brasil y a todas las organizaciones democráticas de ese país

 

Estamos haciendo historia defiendo a Cuba en contra del bloqueo injusto del imperio y explicando el verdadero contenido de la revolución bolivariana, más allá de tanta calumnia y mentira que se ha difundido; resguardando el sandinismo de Nicaragua; la autonomía del país Vasco en Europa; el modelo pluricultural, multiétnico de Bolivia y de toda la izquierda en nuestro continente; impulsando el programa del buen vivir, relanzando a la izquierda latinoamericana, protegiendo a los migrantes de cualquier nacionalidad y particularmente a nuestros compatriotas mexicanos, oponiéndonos a los atropellos del imperio encabezado por el demonio blanco: Donald Trump, pactando un modelo de intercambio comercial justo y que potencié el desarrollo de México, modificando a la política económica vigente desde hace tres décadas por otra que nos permita crecer y crear empleos, rescatando la soberanía alimentaria, revisando la reforma energética para recuperar soberanía y lograr, ahora sí, la disminución del precio del gas, la electricidad y la gasolina.

 

Para todo esto les insisto, es necesario ir constituyendo la estructura en los 300 distritos electorales, no solo haciendo brigadas de publicidad, sino contactando directamente a las personas, invitándolas a que firmen convencidos de que van a ir a votar, que no se van a dejar intimidar;  garantizando representantes generales y de casilla propietarios y suplentes de casilla en todo el país, en Zacatecas, en San Luis Potosí, Aguascalientes, en Guanajuato, en Querétaro, en Hidalgo, en el Estado de México tan importante que es para el país y, desde luego, aquí, en la CDMX, en la ciudad capital.

 

Estamos haciendo historia ganando las elecciones en todos los niveles, conquistando las legislaturas locales, las presidencias municipales, los gobiernos estatales, obteniendo la mayoría del Congreso, tanto en la Cámara de Diputados y en el Senado, pero sobre todo estamos haciendo historia al ocupar la presidencia de la República, ¡De una vez, ya es el momento para lograrlo!

 

Por eso hay que seguir en contacto con la gente, gestionando obras públicas y programas sociales, impulsando la formación política e ideológica, ¡Obteniendo la paz! no ninguna guerra, deteniendo la ola de muerte, evitando los feminicidios y los juvenicidios, eliminando en México al narco - estado y a la necro-política, garantizando la educación pública, gratuita y de calidad a todos los niveles para que ningún niño o niña, ningún joven hombre o mujer se quede sin escuela y puedan estudiar, porque preferimos que sean becarios a que se vuelvan sicarios y carne de cañón del crimen organizado.

 

Para eso, les insisto, hay que ir conformando la estructura, la organización, la fuerza de la esperanza que se requiere para ganar cualquier batalla social y política; vamos a garantizar esta estructura en la delegación Álvaro Obregón, en Azcapotzalco, en la Benito Juárez, en Cuauhtémoc, en Cuajimalpa, en la Gustavo A. Madero, en Iztacalco, en Iztapalapa en la Magdalena Contreras, en Miguel Hidalgo, en Milpa Alta, en Tláhuac, en Tlalpan, en Venustiano Carranza y en Xochimilco. Para que la Ciudad de México siga siendo gobernada por la izquierda, como lo logramos hace 20 años con el triunfo de las fuerzas progresistas y democráticas.

 

Hay que recuperar a la Ciudad para la verdadera izquierda, para eliminar los abusos de las foto multas, para acabar con la corrupción, para mejorar el nivel de vida, para cumplir los compromisos y evitar que se le entregue a la derecha lo que la izquierda ganó. La Ciudad late a la izquierda, el corazón está a la izquierda y la vamos a recuperar unidos, todos organizados, todos en esta estructura electoral!  Haciendo historia ¿Están de acuerdo?

 

Estamos haciendo historia, reivindicando a la Nueva Esperanza por el Buen Vivir, no a eso con que nos quieren etiquetar diciendo que somos populistas.

 

Nosotros, nuestro modelo, es la Nueva Esperanza por el Buen Vivir, no nos reivindicamos como parte del populismo de ninguna orientación ideológica, seguimos un modelo propio para México, para nuestro país, propiciando la democratización de los medios de comunicación, de las organizaciones sociales y políticas, haciendo realidad el derecho a la información, garantizando la libertad de expresión, de crítica, de pensamiento y la pluralidad;  impulsando la promulgación de una nueva constitución, eliminando la tortura y desaparición forzada de personas; creando un nuevo sistema económico, político y social mexicano que combata verdaderamente a la corrupción; defendiendo y preservando nuestra identidad y soberanía nacional; construyendo un nuevo poder, con un cuarto nivel de gobierno anclado en la participación ciudadana vinculatoria y fortalecimiento de las redes sociales, por eso, impulsaremos el acceso gratuito a internet en decenas de miles de sitios y la entrega gratuita para todos los estudiantes de una computadora portátil para que puedan estudiar acorde a las nuevas tecnologías y se pueda democratizar el conocimiento; un estudiante, una computadora portátil gratuita con acceso a internet para elevar la calidad de la educación, esto es hacer historia.

 

Y para lograr que esto sea una realidad, les insisto, hay que ir conformando la estructura en cada barrio, pueblo, ejido, colonia o unidad habitacional, que ningún rincón de la patria quede sin organización y sin estructura, vamos a recomponer el tejido social; y que haya organización y estructura allá, marchemos a recomponer el tejido social y que tengamos estructura allá en Guerrero para detener tanta masacre, en Morelos, en Puebla, en Tlaxcala, en Veracruz y en Oaxaca, vamos haciendo historia organizando disciplinadamente, cumpliendo todas las aspiraciones de todas las personas, por eso tenemos que responder a todas las demandas y es necesario, entonces, ir generando un movimiento animalista, se requiere para hacer respetar la vida de todos los seres en nuestro planeta y que se acabe con la violencia y con el maltrato a cualquier ser vivo, respetando los derechos de la madre tierra, fomentando la educación, la cultura y el deporte; combatiendo todo tipo de adicciones perniciosas para la salud; impulsando la salud en todos los niveles y de todo tipo; otorgando becas para niños y niñas y jóvenes; revirtiendo la mal llamada reforma educativa y promoviendo un modelo alternativo de educación que respete y apoye al magisterio y los trabajadores de la educación en general.

 

Promoviendo y respetando los derechos de los pueblos originarios y de las comunidades indígenas; convirtiendo el enojo social en indignación organizada que se exprese en insurgencia cívica y en votos, repito, convirtiendo el enojo social en indignación organizada que se exprese en insurgencia cívica y en votos, alejando cualquier sentimiento de frustración o impotencia, perdiéndole el miedo al miedo y, les insisto, como una obsesión positiva: conformando la estructura electoral, no pensemos que ya todo está ganado y que los adversarios no van a  intentar nuevamente adulterar la voluntad popular, no creamos ingenuamente que no van a promover provocaciones, campañas de odio, de difamación o de miedo.

 

La estructura es la base para que de viva voz se reviertan todas las mentiras mediáticas y se garantice hacer valer la voluntad popular por eso vamos a organizarnos en el sureste; allá en Chiapas, en Tabasco, en Yucatán, en Campeche y  Quintana Roo, que los mexicanos que tienen derecho a votar en Estados Unidos lo hagan por el cambio verdadero para que también le ganemos a la derecha en el corazón mismo del imperio, en las entrañas del monstruo, como dijera el apóstol José Martí.

 

Vamos a crear esa estructura electoral para ir haciendo historia, para ir despertando a la juventud, buscando que se incorporen a esta causa justa, haciendo renacer a la esperanza con optimismo, cambiando lo negativo de nuestra conciencia, pensamiento y alma; abriendo un nuevo futuro, sonriendo con alegría, creando, transformando, rompiendo a la obscuridad, iluminando nuevos senderos, viviendo en una nueva esperanza, participando en el buen vivir, germinando una nueva edición, una realidad haciendo movimiento; un movimiento como el que simboliza nuestro rehilete que es nuestro logotipo.

 

Este rehilete es la fuerza del viento que se siente, pero no se ve, vamos a hacer movimiento conformando la estructura voluntaria en toda la República para garantizar un mundo mejor, haciendo historia, siendo buenos líderes, legisladores y gobernantes, teniendo valentía para imponerse nuevos retos y superar adversidades, sosteniendo con seguridad que nuestra causa justa triunfará apuntalando y fortaleciendo a la nueva esperanza por el buen vivir, siendo leales agradecidos, sencillos, honestos, humildes y generando confianza, asumiendo que la nueva esperanza nace de un movimiento interior, optimista, de confianza en el humanismo, afirmando nuestra esencia sensible y nuestra razón de ser, creyendo en la libertad, el amor, la justicia, la democracia y el derecho a la felicidad.

 

Convenciendo que entre más fuerte sea la nueva esperanza, más fácil será transformar el porvenir, anidando la chispa de la fuerza de voluntad para llevar a cabo nuestros ideales, evitemos que se nos congelen los sentimientos, ser partícipes del egoísmo o la indiferencia y cuando hay estructura organizada florece la solidaridad, el compañerismo, el acompañamiento y nadie se siente sólo, se derrota a la soledad.

 

La estructura organizada es un poder, es el poder que emana del pueblo y se instituye en su beneficio; es el poder que no nos pueden arrebatar porque ese poder esta enraizado en la gente. Vamos a enraizarnos con la gente, a identificarnos con sus sentimientos, con lo que les quita el sueño y lo que despierta sus ilusiones, para eso, también, es necesaria la estructura de organización.

 

Vamos haciendo historia superando a la dominación que padecemos, ampliando nuestra dignidad, manteniéndonos unidos, soñando despiertos con los ojos abiertos, mirando hacia lo alto, creyendo sinceramente en que mejoraremos nuestra vida y a la sociedad, buscando la satisfacción del deseo cumplido con generosidad e imaginación, regenerando y renovando, estudiando, capacitando, formando, aprendiendo para ganar y encontrar soluciones creativas concretas y factibles, apelando a la congruencia y a la verdad, comunicando adecuadamente nuestras ideas sabiendo escuchar, dirigiendo con autoridad moral, guiándose con el ejemplo que es una orden silenciosa, sin ofender ni engañar entendiendo que la sabiduría domina a la soberbia y a la egolatría, guiándonos por la determinación y la flexibilidad, distinguiendo a las necesidades comunes que nos representan a nosotros y los demás.

 

Estos sentimientos que son la guía, son lo que puede hacer que la estructura sea sólida, que tenga pilares, que se dicte por principios, que no se considere una estructura fugaz solo para una temporada, sino que sea una estructura permanente y una escuela para la vida que es lo que nos está haciendo falta también.

 

Compañeras y compañeros, vamos haciendo historia, rescatando el valor y el amor por la patria, teniendo y sosteniendo los líderes la confianza en nosotros mismos y nuestra capacidad para renovarnos constantemente; valorando autocríticamente que las experiencias negativas, como el fracaso, la maldad, la ingratitud, el oportunismo y las traiciones pueden orillarnos al desasosiego y al abandono, pero aprendiendo que cuando le damos poder al desasosiego y a la mala entraña, eso nos impide pensar adecuadamente y nos puede llevar a renunciar.

 

Asumiendo que en este momento particular no hay espacio para retroceder, ni para a claudicar o abandonar, sino por el contrario, es necesario ser firmes, enérgicos y tenaces, que nadie se eche para atrás, que nadie claudique, que nadie se dé por vencido, impulsando hacia adelante al movimiento.

 

Recordando que quienes hemos vivido catástrofes personales o políticas hemos resistido y sobrevivido porque aunque parecía que lo habíamos perdido todo nunca nos perdimos a nosotros mismos, a nuestra trayectoria y mucho menos a nuestro destino.

 

Seamos reconstructores, que las catástrofes naturales nos obliguen a reconstruir, si el mal gobierno no ha reconstruido los daños de los sismos vamos a organizarnos para ayudar a los damnificados de los sismos y a los damnificados de siempre para que no solo recuperen su vida, sino la mejoren y avance un nuevo proyecto de vida.

 

Vamos asimilando que los adversarios trataran de disminuirnos mediante propaganda negativa, mensajes desalentadores, alimentando la desconfianza y el miedo; insistiendo en que un buen líder siempre proyecta sentimientos optimistas y actúa relajado y serenamente, ¿O no es cierto?

 

Vamos procurando el bien común, la solidaridad para afrontar a la justicia y a la vanidad, haciendo de la crisis una oportunidad, derrotando a las visiones pesimistas con inteligencia, estrategia y sagacidad.

 

Nuestra estrategia es convertir el enojo en indignación, en capacidad organizativa para salir victoriosos.

 

Vamos haciendo historia, soltando lo malo del pasado, aceptando nuevas formas del buen vivir y del pensar, desarrollando conductas positivas, proactivas, ocupando óptimamente nuestras fuerzas, nuestra capacidad de lucha y manteniendo la iniciativa, confiando en que pacientemente estaremos entendiéndonos a nosotros mismos, así como al carácter y estrategia de nuestros adversarios; evitando tomar decisiones cuando cae el ánimo y crece el enojo;  lanzándonos convencidos de la justeza de nuestras convicciones, asistidos por la pasión razonada, reconociendo humildemente el aporte de todas las personas, todos hacemos falta, nadie sobra; abandonando la rutina, la apatía y la indiferencia. Actuando con responsabilidad y madurez, entendiendo que la diversidad unifica, entusiasmando, impulsando, creyendo, convenciendo y propiciando.

 

Compañeras y compañeros:

 

Les encargo, les pido que se lleven este mensaje a cada uno de sus lugares de residencia e influencia.

 

Vamos a consolidar esta estructura, en ello nos va la victoria y no debemos dejar ir esta oportunidad histórica, los ojos del mundo están puestos en México, están dadas las condiciones para el triunfo de las fuerzas progresistas, democráticas de la izquierda y ninguna indolencia, ni dirigencia o desidia debe permitir cumplir con nuestra obligación de organizar y sumar a más y más personas para que seamos millones los que hagamos que se respete la voluntad popular.

 

Esa es la importancia de la estructura, del armazón, del esqueleto, de la fuerza, de la consistencia de un movimiento que tiene estructura, convicciones sólidas, principios firmes y que sabe actuar con inteligencia y sagacidad.

 

Por eso vamos a hacer historia, ya estamos haciendo historia y por eso me permito decir una confidencia personal: mi querida madre se llamaba Corazón y ella me enseñó que con mucho corazón se puede lograr lo que se quiere, con mucho corazón, con vocación de triunfo hasta la victoria, con la Nueva Esperanza por el buen vivir, hasta la victoria siempre.

 

¡Viva la esperanza por el buen vivir!

¡Viva México!

¡Viva la nueva esperanza por el buen vivir!

¡Adelante hasta la victoria siempre!

¡Muchas gracias!